Estamos ante una de las recetas más comunes de la gastronomía italiana. La carne alla pizzaiola, denominada en algunos lugares bistecca alla pizzaiola, debe su nombre seguramente a que utiliza el orégano como condimento de sabor principal, junto con la salsa de tomate, que son dos de los productos más utilizados en la elaboración de las pizzas.

Para la elaboración de esta receta necesitaremos:

  • Tres bistecs de ternera ecológica (aproximadamente 500 grs)
  • 1 cebolla cortada en trozos pequeños
  • Un bote y medio de tomate frito.
  • 1 vaso de vino
  • una cucharada generosa de polvo de ajo
  • orégano
  • aceite, sal y pimienta
  • 50 grs de alcaparras (opcional)

Marcamos los filetes en la sartén con un poco de aceite por ambas caras y los reservamos.

A continuación, sofreímos en la sartén con aceite la cebolla y cuando está transparente añadimos el tomate y el polvo de ajo . Cocemos la salsa durante unos tres minutos a fuego medio e inmediatamente sumergimos los filetes en la salsa de tomate hasta que queden sumergidos -si falta un poco de salsa de tomate, añadimos hasta que cubran la carne-.

Salpimentamos y vertemos en la sartén el vaso de vino y tiramos también las alcaparras en el caso de que queramos ponerlas. Se baja el fuego y dejamos que haga chup-chup durante unos veinte minutos.

Después de este tiempo, cubrimos la carne con abundante orégano picado y dejamos los bistecs al fuego otros cinco minutos. Para emplatar os sugiero que acompañéis la carne con un flanecito de arroz blanco, con hortalizas salteadas o puré de patatas.

Aunque es difícil saber de dónde proviene esta especialidad -hoy se encuentra en toda Italia-, leo en un  libro que es una especialidad típica de la región italiana de la Campania. Si alguien tiene algún dato esclarecedor sobre el origen de este plato, agradeceré cualquier información adicional.